Cataluña: el comodín de las Elecciones España 2019

Así es! El debate político no está basado en soluciones sino en ignorar a una mayoría de Catalanes que ya suman un 48,4% por la Independencia y un 78,7% por un referéndum de autodeterminación. Y aunque constituyen datos recientes es una tendencia que se ha mantenido al alza, lo que obliga a buscar soluciones mediante reformas constitucionales que ayuden a sustentar una verdadera democracia: la voluntad legítima –no necesariamente legal- de sus ciudadanos.

Es entonces que tenemos una voluntad férrea de los Catalanes que surge como reacción a: corrupción, Monarquía, debilidad de las instituciones y la crisis financiera global -que supuso un impacto de difícil recuperación para el Gobierno Central pero no así para la región-. Es bastante claro que existe una disparidad importante entre la gestión de uno y otro. Incluso, luego de la crisis generada por este movimiento independentista, dichos aspectos son radicalmente distintos. Ahora bien, en el aspecto financiero y producto de un liderazgo torpe y accidentado, marcado por presos políticos y exiliados, finalmente sí ha impactado negativamente cubriendo la región de un velo de incertidumbre altamente  amenazante en términos de perspectivas de futuro. La conclusión mas simplista que podemos extraer es que ello es producto del movimiento Reformista, pero no lo es. Es precisamente la defensa de los intereses de la región la que los ha liderado a ser aún mas determinados en sus convicciones.

No es el Nacionalismo de Brexit, Estados Unidos o de múltiples movimientos alrededor del mundo, sino una reacción a un Gobierno Central débil, una Monarquía indiferente y un sistema de Justicia viciado, todo lo cual refuerza la idea de “la Independencia” como forma de rescatarse a sí mismos de un sistema manchado por la corrupción y la mala gestión pública.

En lugar de conciliación, negociación, diálogo o Mediación internacional, el Nacionalismo español gana poder con prisioneros políticos, exiliados, amenazas de mayores intervenciones con la aplicación del art 155 y hasta, en su momento, con represiones policiales. Por encima de todo un mensaje ultraderechista que mucho se aleja de un clima democrático y debate sano que atienda las necesidades de una mayoría de ciudadanos, no solo en la región sino en otras partes del país como el País Vasco.

Grupos políticos como VOX o aún los que paradójicamente se definen como “centristas” como el caso de Ciudadanos, han adoptado esta vieja y extraña posición política de NO al diálogo, NO a la búsqueda de alternativas y por ende, más y más extremistas.

Ciudadanos liderado por Albert Rivera ha llegado un punto de radicalización de su mensaje que se posicionan como “Constitucionalistas” y proponen como asignatura obligatoria: “Constitución española”. Un verdadero despropósito si lo vemos bajo una visión pro-Europa, pro-global, por lo tanto pro-inclusión en términos de grupos políticos y que demanda una reformulación de la soberanía nacional. No el reforzamiento de la actual o aún mas un “ir hacia atrás” a un desgastado modelo patriótico de democracia en donde un documento y no un valor  son lo que están en juego. Se trata de defender el Estado de Derecho y no la Constitución. Se trata de Educar en valores democráticos que permiten la coexistencia de todas las ideologías de acuerdo a las preferencias de su ciudadanía y no un documento “inmutable” que no permite reformas.

La propia terminología utilizada de “Constitucionalistas” en un momento histórico de evolución en donde los líderes Europeos llaman a renovación, reformas y reformulación del concepto tradicional de soberanía supone una actitud política completamente desfasada. No es una coincidencia que Ciudadanos haya pactado gobernar con el radical VOX en Andalucía luego de las últimas elecciones.

Esta situación expone claramente que, el Nacionalismo español es el que  constituye un verdadero obstáculo y no el Nacionalismo Catalán.

Mientras que grupos como VOX definen la integración y el multiculturalismo como una “ensalada imposible”, los Catalanes piden Mediación internacional y negociación.

El Nacionalismo español no representa ni un 30% de la población total pero un uso agresivo de la Prensa junto con una movilización importante hace que parezcan mas de lo que en realidad son y peor aún, lanzando un mensaje confuso.

Los pilares que identifican el llamado Nacionalismo español: religión Católica, Monárquicos, toros, en porcentajes:

Solo el 9.5% de la población dice sentirse interesado en los festejos taurinos

El 60% declara ser Católicos pero no frecuenta servicios religiosos y

solo el  24% declara que si se eliminara la Monarquía tendría un impacto negativo.

El solo hecho de que el Presidente Pedro Sánchez del Partido Socialista lidere las encuestas, evidencia que un discurso de conciliación y búsqueda de alternativas prima sobre el Nacionalismo y un “ir hacia atrás” a tradiciones y desactualizados modelos de patriotismo y soberanía. Por lo que la idea de que la crisis Catalana marque el punto definitivo de una reformulación de la soberanía nacional española cobra mas fuerza.

No es coherente creer que una visión pro-Europa, pro-global, avanzada, más allá de estas Elecciones, solo tendrá como resultado más represión al movimiento Catalán y sus cada vez mas ciudadanos que adhieren a la idea de una reforma del Estado Español.

El propio Partido Socialista está visiblemente limitado en sus afirmaciones y todo intento de diálogo, negociación, o simplemente reuniones para otorgar mayor soberanía a la Comunidad Catalana es considerado “humillación nacional” y debilidad por líderes opositores como Albert Rivera o el también radical en la crisis catalana Santiago Abascal de VOX. Por lo que, sin propuestas, solo queda la vía de la intervención por medio del art. 155 y por ende, ignorar la voluntad de una mayoría de ciudadanos –incluidos aquellos no Catalanes que no ven en reformas Constitucionales una amenaza-. Lo que dará lugar a mas frustración y agresión por vulnerarse un derecho democrático básico a demandar reformas legales.

Uno de los más inconsistentes argumentos en contra de las reformas en Cataluña están basadas en “el contagio a otras regiones” y el uso de “lazos amarillos”. Esta última un verdadero atentado contra la democracia, al punto de quitarlos de lugares públicos en presencia de la Prensa y por sus líderes. Que al mismo tiempo y contradictoriamente se definen como “centrista-reformista” y llaman a la convivencia por medio de mantener un status quo claramente insostenible. Este tipo de utopía y miedo no encierra propuestas sino simples actitudes reaccionarias que nada aportan a un proceso que exige soluciones inmediatas y en el largo plazo. La idea de la intervención por el art. 155 como única solución supone en si misma prácticas de represión que solo se sostienen en el corto plazo, ignorando una realidad que está gritando –literalmente- por cambios.

Cataluña es un desafío que exige soluciones y no un comodín electoral.

Mirando mas allá de intereses partidarios……..*

https://ecodiario.eleconomista.es/politica-eD/noticias/9806734/04/19/Un-48-de-catalanes-avala

https://www.eldiario.es/politica/ciento-espanoles-favor-abolir-monarquia_0_772023334.html

https://www.abc.es/cultura/toros/abci-espanoles-toros-estan-mas-interesados-cultura-mayoria-201810191257_noticia.html

Cataluña: Nacionalismo o en contra del Nacionalismo español?

https://thesustainabilityreader.com/2018/09/27/cataluna-nacionalismo-o-en-contra-del-nacionalismo-espanol/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s